Yo puedo ser

posted in Recomendaciones

Yo puedo ser

Se buscan modelos que nos impulsen a cumplir nuestros sueños

Crecemos sin ser conscientes de nuestras limitaciones, no hay más que ver a los niños que se lanzan a caminar/correr de manera “inconsciente”, evaluando tan solo los obstáculos que se les presentan para poderlos superar pero sin tener aún el factor miedo que les frene o impida el seguir adelante.


Poco a poco nuestro cerebro va tomando consciencia que hay ciertas cosas que pueden entrañar peligro, pero también va adquiriendo otro tipo de información: Mis padres pueden ayudarme, si lo intento varias veces soy capaz de conseguirlo, e incluso (si están bien acompañados) profesores, familiares, educadores… les lanzarán mensajes como “si quieres puedes hacerlo, solo tienes que intentarlo”

En algún momento sin embargo, el cerebro, empieza a percibir mensajes que empiezan a hacer mella sobre todo lo que había ido aprendiendo y experimentando…

No pasa en todos los cerebros por igual, pasa especialmente en los cerebros encerrados en los cuerpos de mujeres. De pronto, alrededor de los 6 años, los coches y juguetes que estimulaban sus sentidos comienzan a desaparecer y ser sustituidos por bebés de juguete, cocinas, carritos. Su libertad para trepar, caminar o explorar queda reducida. Aparecen mensajes como “esto es más para niños” o “no te comportes como un chicazo” “ponte guapa”, lo que suele llevar asociado un “No corras, saltes, te tires…que te ensucias”.

Empezamos a mirar a nuestro al rededor y en su mayor parte vemos ganadores y triunfadores masculinos. Inventores, astronautas, arqueólogos…y otros tantos referentes con los que no podemos conectar al 100%, porque no son físicamente como nosotras. Ellos son chicos/hombres y nosotras somos chicas/mujeres.

¿Dónde están las mujeres? ¿Por qué no aparecen en los libros que estudio? Estas preguntas puede hacer que las niñas empiecen a dudar de sus propias capacidades, que piensen que quizás no pueden alcanzar ese sueño. Es lo que se ha dado a conocer como “The Dream Gap”

#CloseTheDreamGap

Barbie, en su compromiso y lucha para ayudar a reducir el Dream Gap, ha puesto en marcha varias iniciativas

– Barbie está trabajando junto al profesor y experto de la Universidad de Nueva York Andrei Cimpian, ayudándole a financiar un trabajo de post doctorado de dos años para sacar a la luz nuevos descubrimientos.

Empoderar a las niñas con ejemplos de mujeres reales para fomentar su confianza y transmitirles que pueden ser lo que ellas quieran

– Utilizar la influencia de la muñeca Barbie entre las niñas como ejemplo para comunicarles grandes ideas e inspirarlas a desarrollar todo su potencial

Desde Barbie están impulsando el proyecto “Yo puedo Ser” que auna los valores de la marca tal y como Ruth, representante de Barbie en España, nos explicó “Barbie nación hace casi 60 años [..] para dotar a las niñas de unas muñecas con cuerpos adolescentes que les permitiera imaginarse todo lo que podían llegar a ser más allá de ser madres” “Barbie ha representado las opciones que aquellas profesiones a las que podían aspirar, antes incluso de que se produjeran”.

Crecimos con Barbies astronautas, candidatas a la presidencia, zoólogas, ingenieras, piloto…. y hoy sigue tratando de empoderar a las niñas para que puedan alcanzar todo aquello que quieran ser.

Saber que realmente se puede es lo que ahora marca la diferencia. Tener esos modelos reales es lo que inspira a otras niñas a seguir soñando y trabajando para alcanzar ese sueño

“Yo puedo ser” es un ambicioso programa educativo

centrado en la sensibilización escolar. Con el fin de dar a conocer y poner en valor el papel de mujeres que han hecho historia en ámbitos clave como la cultura, la ciencia, la política o el deporte

El programa está dirigido al alumnado de Primaria y se compone de unidades didácticas, dinámicas grupales y retos de investigación creados para inspirar a niños y niñas a ser lo que quieran ser. Con el foco en el ámbito laboral.

“Yo puedo ser” rompe los estereotipos de género y fomenta la igualdad

El Colegio Alameda de Osuna es uno de los centros en los que se ha implementado el programa y hasta allí fuimos para conocer la experiencia y vivir junto a los alumnos de primaria la recompensa a la búsqueda de referentes en las distintas áreas.

Ellos eligieron en el área de Ciencia a la Bioquímica Margarita Salas, en Política a Clara Campoamor, en cultura a la cineasta Josefina Molina y la deportista Laia Sanz

Y fue precisamente esta última la que asistió en persona al colegio para responder las dudas de asistentes y niños, a los que la sorpresa no pudo gustar más.

Laia Sanz

Laia Sanz ha compartido su experiencia en un deporte tan duro como el motor, reservado históricamente para los hombres. La trece veces campeona del mundo de trial, cinco veces campeona del mundo de enduro y piloto del Dakar, dónde ha conseguido el mejor resultado femenino de la historia, ha abierto camino para una cantera de nuevas promesas femeninas. 

Los niños (y algunos adultos) tuvimos la oportunidad de preguntarla y, tanto las preguntas como sus respuestas, reflejan las ganas que tenemos por romper con los estereotipos y emponderar a las niñas para alcanzar aquella meta que se propongan no deteniéndose ante aquellos que les digan “No puedes”

  • ¿Cómo te sientes cuando eres la única mujer al competir?
  • Me siento bien. Empecé cuando era muy pequeña y para mí era normal estar rodeada de chicos. Si que ha habido comentarios y momentos algo más difíciles cuando ves que no te tratan igual que a tus compañeros, pero al final no importa si estas haciendo lo que te gusta, porque todo eso lo transformas en motivación
  • ¿Qué ha sido lo que más ilusión te ha hecho conseguir en tu carrera?
  • Los títulos me han hecho ilusión, porque es para lo que trabajas día a día. Pero sí es verdad que me gusta ver ahora que todas esas barreras que he tenido que romper hacen que ahora las chicas que vienen detrás lo tengan algo más fácil.
  • ¿Qué consejo nos darías para llegar a conseguir lo que queremos ser de mayores?
  • Os diría que si os gusta algo, que no penséis si son cosas de niños o niñas, que simplemente luchéis para llegar donde te propongas con esfuerzo y dedicación.
  • Esta seguridad que desprendes, el poder ignorar los comentarios…esto, ¿También lo consigues gracias al apoyo familiar?
  • A ver, también he llorado y pasado malos ratos donde he querido dejarlo. Pero tengo que estar agradecida a la educación que me han dado mis padres en casa y a su apoyo. A la edad que empecé, muchas niñas querían ir en moto, pero sus padres no se la compraban o no las dejaban. A mi hermano y a mi nos dieron las mismas oportunidades y qué mi madre quién animó a mi padre a apuntarme a mi primera carrera.
  • ¿En una frase, qué le dirías a las niñas que están intentando luchar y se encuentran con esas barreras para abrirse camino?
  • Quien tiene la voluntad tiene la fuerza

Y vosotras ¿alimentáis la pasión de vuestras hijas? Me encantará saber cómo fomentáis el buscar esos referentes para que algún día puedan llegar a donde se propongan, sin importar su género.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *