Bautizo en tiempo de covid19

Las celebraciones en la nueva normalidad de la covid19 son peculiares, no lo niego, pero las emociones siguen presentes, los vínculos más fuertes y todo eso merece ser capturado por mi cámara. Sino has aplazado ¿Te animas?

Bautizos, comuniones o bodas. Estas y otras celebraciones y eventos fueron suspendidas durante la pandemia debido al confinamiento y ahora poco a poco y en grupos reducidos volvemos a juntarnos

El confinamiento llegó a su fin y sois muchos los que habéis reducido el número de participantes e invitados, pero habéis doblado ilusión y esfuerzos para que no se perdiera la ilusión de reuniros y sonreír aunque ahora hubiera que tirar más de ojos.

El bautizo de A fue uno de los primeros a los que asistí. Y a pesar del nerviosismo de los mayores, las ganas de salvar ese metro y medio, mascarilla quita y pon, niños ajenos, no ya a la mascarilla, sino a las convenciones del protocolo, un oficiante que se mantuvo en una actitud de recibimiento y celebración hizo la ceremonia muy llevadera sacando sonrisas a padres, niños e invitados.

Cuando fotografío sé que soy espejo de las emociones que retrato, y es por ello que me resulta extraño estar con la mascarilla porque las personas se pierden el observar cómo yo también estoy sonriendo con ellos.

Tampoco me preocupa en exceso, tiro de arrugas en los ojos y que el contorno de la noche me pille confesada y si hay un bebé como A siempre me queda el recurso de mi voz para llamar su atención y que me dedique miradas que parecen estudiadas para una sesión profesional.

En este bautizo el tener a un hermano mayor de ayudante, unas madrinas volcadas y unos padres que querían hacer de esta una celebración especial hizo que durante la misa me regalaran momentos entrañables.

Si algo nos ha podido dejar todos estos meses confinados es la importancia de vivir el momento y no andar posponiendo momentos de celebración o de encuentro. Porque hay personas a nuestro al rededor muy importantes y es bueno decirlas que ocupan un lugar importante en nuestra vida.

Tenemos que primar la responsabilidad, y así lo veo en los momentos en los que decidís vivir juntos, y este es un momento donde todo lo vivido merece ser recordado tal y como fue.

Siempre os doy la opción de «dejarme colar en la fiesta» y es que si la ceremonia nos regala momentazos, nada como dejaros a vuestro aire para que os soltéis y descubra todos esos vínculos especiales que os unen a cada uno de vuestros invitados, capturemos las risas y los momentos de complicidad.

Y por supuesto mucho, mucho juego.

Lo que vendrá

Muchos habéis optado por aplazar hasta el 2021 y quizás asegurarnos que tenemos esto de la nueva normalidad más integrado.

Para aquellos que bien por edad, bien por tiempo, hayáis decidido seguir adelante y abrazar la nueva normalidad y sus normas no os olvidéis que aunque tengáis que taparos la sonrisa provisionalmente yo siempre estoy ahí para captar vuestra luz, las emociones que generáis a vuestro al rededor y por supuesto esos vínculos que la covid no puede romper.

Tenéis mas información AQUÍ. Os aviso que soy una tía maja que igual os contesta un WhatsApp que un email o mejor aún una llamada.

Para conocer las recomendaciones y últimas noticias sobre las reuniones y posibilidad de celebrar eventos yo siempre reviso la página del Ministerio de Sanidad y de la Comunidad en la que se realice la celebración para mantener una ética profesional allá donde voy y manteneros sanos y salvos.

Deja un comentario