Uno al mes: Recuerdos Abandonados

posted in Recomendaciones

Uno al mes: Recuerdos Abandonados

Uno al mes

La propuesta seguro que os atrae, consiste en leer un libro al mes y compartirlo en los respectivos blogs de las personas que participamos. Algo así como un club de lectura global. La idea se le ocurrió a la genial Pilar de MamasFullTime que nos ha liado a unas cuantas a compartir libros que pasan por nuestras manos.

El reto me ha venido fenomenal, ya que uno de mis propósitos de Año nuevo era empezar a retomar la lectura para volver a mis orígenes de devora libros. La verdad es que la maternidad, el trabajo y mi nula fuerza de voluntad, unidos a mi atocinamiento con la caja tonta todas las noches, me había dejado a cero en literatura fuera de la blogosfera maternal.

Pero este reto, como todos esos propósitos de 1 de Enero, se volatilizaba mes tras mes, así que nada mejor que el aliciente de tener a más personas detrás esperanto tu post para ponerme seria en el asunto.

Lo que parecía fácil se convirtió en tarea hercúlea, empecé 3 libros y, cuando estábamos en el ecuador del mes, estaban todos ellos a la mitad o en las primeras páginas y eso no tenía visos de estar acabado en tiempo. Me di cuenta, que esto de la lectura no es muy diferente del deporte y no vale pasar de 0 a 100, las agujetas del primer día, el agotamiento y otros factores, te pueden pasar factura y hacer que no vuelvas a retomarlo en un tiempo largo.

Así que me planté y me propuse empezar con algo fácil, una meta alcanzable que me diera motivación para el siguiente, y recordé que debajo de la pila de la mesilla tenía un libro especial que había pospuesto leer hacía demasiado tiempo. Así que, con reticencias previas, lo desempolvé y pasé más allá de la dedicatoria que llevaba en su primera hoja.

Recuerdos Abandonados por Alberto Ferreras 

Para ser justos os tengo que decir que Alberto es un Amigo. Cuando le conocí estábamos en ese momento en la que la diferencia de edad se nota, así que se convirtió en una especie de hermano pequeño. Luego la distancia geográfica se acortó, el tiempo pasó y la diferencia de edad pasó a ser un mero número.

Alberto siempre ha sido una persona inquieta, con fachada de cabeza loca y juerguista pero con un interior muy bien amueblado y unas convicciones sólidas. Conectamos porque somos de esas personas que nos desenfadamos rápido, damos importancia solo a las cosas que lo merecen y nos damos con facilidad (somos muy tonticos ;-) )

Alberto me llamó un día, todo normal, me pidió una sesión de fotos… algo raro, me dijo que era para la contraportada de su libro… ¿qué me estás contando?

Tras la sorpresa inicial, me contó que había recopilado poemas escritos en la “juventud” (entended que para mi sigue siendo el peque). Ahí, he de ser sincera, me perdió un poco porque yo, pasado el enamoramiento con los poemas de Bécquer en el colegio, he sido más de los denominados “tochos” que de la poesía. Me pierdo con tanta comparación, palabras con doble sentido y significados ocultos… yo soy más vasta de lenguaje directo.

Si que es cierto que, hace tiempo, un amigo me quiso meter en el mundo de los haikus (poemas japoneses) y me hizo darme cuenta que esto no se podía leer como una novela, sino que cada poema necesitaba una lectura lenta y un tiempo de reposo.

Así que me propuse comenzar el libro de Recuerdos Abandonados así, de a poquitos. He de deciros que fue un acierto, porque me permitía empezar y terminar una “historia” (cuando eres madre y llegas al libro al final del día pasar de las 2 páginas se presenta complicado), dejarla reposar  e incluso darle varias vueltas.

Los poemas, como os comentaba, son de esa época en la que sentíamos más, amábamos más, sufríamos más, éramos más naive y a la par mucho más intensos en nuestras emociones. Yo los leía la primera vez con esa mirada, la del Alberto adolescente con las hormonas y la sensibilidad descontroladas, pero también me intentaba ver a mi en esa misma época con esos sentimientos. Me había alejado mucho, y casi no me acordaba. Así que, generalmente al día siguiente, lo volvía a leer pero esta vez siendo la Eva que soy ahora y preguntándome si esa intensidad podía verla en el día a día que vivo ahora (os sorprenderíais de lo que encontré jejeje).

Cuántas vueltas da la vida y, sin embargo, cuantas experiencias se quedan como poso para configurar lo que ahora somos. Somos lo que vivimos, nuestras experiencias y si no amamos, sufrimos, ilusionamos, abandonamos, volamos… nos habremos perdido mucho de lo que nos ofrece la vida.

No os diré que he vuelto a amar o comprender la poesía pero si que este libro me ha ayudado a volver a conectar con muchos sentimientos olvidados o enterrados y eso es siempre de agradecer.

Como sé que muchos de los que paseais por aquí sois grandes pirados de las redes sociales, os contaré que Alberto es otro como vosotros, y quiso autoeditarse este libro (os dije que era muy inconsciente valiente)  y además nombrar a cada poema con un número #RecuerdosAbandonadosXX para que aquellas personas que los leyeran pudieran compartirlos, criticarlos o comentarlos en la nebulosa de la Red. Allí le podéis encontrar Facebook, Twitter, su web y a su libro aquí.

Lo bueno es que es tan barato como cuando invitas a tu amigo a un café, así que os invito a descubrirle y a opinar, vosotros también, de lo que os remueve.

 

Esta entrada es una sorpresa para él, no tiene ni idea de esto, pero como no dejo de ser fotógrafa y esto un blog de fotografía cuando llegaba al final se me ocurrió una cosa; buscar esos poemas en la calle.

Así que (con su permiso) aquí os dejo alguno para que lo saboreeis (y dejaros con la miel en los labios) y unas fotografías que hice en un paseo fotográfico conmigo misma por las calles de #Madrid (#streetphotography)

 

#RecuerdosAbandonados11

#RecuerdosAbandonados11
La quietud me invade, me absorbe,
el movimiento no existe en mi cuerpo;
todo alrededor cambia, yo impasible.
[…]

 

#RecuerdosAbandonados19

©EvaGascon

#RecuerdosAbandonados19
Que dura se hace la espera
cuando un corazón está en medio.
De esperar se hizo el momento,
duro muro y blandas intenciones tirarlo querían.
Timidez de granito y caliza,
amor de seda y cristal,
mas las tornas la vuelta se dieron
y mi voluntad rompió el miedo
y una lejana palabra envié, pero…
¡Qué dura se hace la espera
cuando un corazón está en medio!

 

#RecuerdosAbandonados08

 

©EvaGascon

#RecuerdosAbandonados08
[…]
A mi lado, con tus ojos
en mis ojos
[…]

#RecuerdosAbandonados07

©EvaGascon

#RecuerdosAbandonados07
Escucha las agujas del reloj,
escucha los latidos de mi corazón,
escucha la brisa en tu pelo,
escucha el mundo, escúchalo,
pues es tuyo, yo no lo quiero

 

14 comments

  1. Pingback:Libros. Frida. Una Historia de Amor a la Vida. - MamásFullTime

  2. Pingback:Libros. Frida. Una Historia de Amor a la Vida. – MamásFullTime

  3. Pingback:Al menos un libro al mes #unoalmes | Me crecen los enanos

  4. Es difícil dar las gracias con la suficiente fuerza cuando lo que has recibido es tan puro y dulce como esta reseña.

    Normalmente se dice que una imagen vale más que mil palabras, es un refrán que odio porque simplifica al máximo la complejidad de una imagen o de una palabra. Ya sea con una foto, o con un poema, somos el sentimiento que creamos en los otros con nuestra obra, somos el pensamiento y la emoción, somos la reacción física a ese instante, el escalofrío, la lagrima contenida, el suspiro de deseo, el palpito, el silencio.

    Tu eres la ternura en cada instante, en cada gesto. Déjame seguir sintiéndola, como al leer esto, en cada abrazo.

  5. Me encanta descubrir poemas y lo reseñas con tanta dulzura que no va a quedar más remedio que comprarlo.
    Ya te contaré la experiencia.
    Bss

    • ¡Cuánto me alegro!
      Si, me da que esto va a ser una retroalimentación peligrosa, yo ya tengo una lista de los pendientes bajo recomendación… estas vacaciones vamos a tener tarea ;-)

      Cuando quieras pasate a comentar tu experiencia o directamente al autor que seguro está encantado con el feedback ;-)

  6. Me ha llamado mucho la atención, las palabras que usas para reseñar. Lo de los poemas es un mundo fascinante, y ya he visto que está muy bien de precio. Así que me lo apunto para comprarlo esta semana.
    Mucha suerte para Alberto y su poemario.

    • Gracias Marta,

      Yo he quedado encantada con tu recomendación, ya está en la lista de Amazon pendiente de añadir dos cositas más para encargar.

      Un abrazo

  7. ¡¡Qué bueno!!
    Que bueno el libro, lo que cuentas y sobre todo lo que ves a través de esos poemas. No me extraña que Alberto cuando lo lea y lo vea quede encantado porque más sincero y más sentido no puede escribirse nada.
    Por supuesto, a sus pies señora, las fotos de los poemas es evidente que son tú.
    En cuanto llegue a casa subo el enlace para hacer una lista de lectura entre todas. Gracias por unirte al “equipo lector” jejejejeje
    Bss

    • Gracias a ti Pilar por hacerme partícipe de una experiencia tan enriquecedora.
      Espero que mucha gente se anime, yo desde luego tengo la motivación en modo ON y estoy disfrutando de todas vuestras recomendaciones.

      Tengo el firme convencimiento que de cada libro que leemos nos llevamos algo, una enseñanza, una frase, una palabra, una experiencia…. en este caso ha sido genial poder no solo llevarme sino dar un poquito de vuelta al libro ;-)

      Gracias por pasar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *