“Nosotras que lo quisimos todo” Sonsoles Ónega #UnoAlMes

posted in Recomendaciones

“Nosotras que lo quisimos todo” Sonsoles Ónega #UnoAlMes

Un libro al mes: Sonsoles Ónega “Nosotras que lo quisimos todo”

Pues aquí estamos de nuevo cumpliendo el maravilloso reto propuesto por Mama Fulltime de leernos #UnoAlMes. El elegido ha sido el libro de Sonsoles Ónega “Nosotras que lo quisimos todo” Ed. Planeta.

He de reconocer que conocí a la autora primero, si, hablando de su libro, pero en un entorno que daba pié a hablar de mucho más. En aquel Espacio Telefónica, acompañada de otras grandes mujeres, su discurso fluido, su sonrisa permanente y su visión del timo de la maternidad me dejó encandilada.

Así que tardé dos días en comprar el libro, ya que Sonsoles fue lo suficientemente lista para desvelar lo justo y dejarnos con la miel en los labios. Yo también he vivido en mis carnes el timo, y han sido años de darle vueltas consciente o subconscientemente.

El libro lo cogí con ganas, pero la vida me da para poco y lo empecé leyendo a trompicones.

La historia toma como protagonista a Beatriz y la sitúa como mujer directiva en una compañía de lencería con sede en Madrid y producción en Hong Kong, donde la proponen marcharse y seguir ascendiendo en el escalafón de la empresa. Una oferta que, como se encarga de recordarle el Conejero delegado, es muy difícil rechazar.

Efectivamente la oferta, en el papel, parecería de ensueño y no se necesitarían días y menos semanas para dar un SI inmediato, coger las maletas y poner rumbo al otro lado del mundo.

Sin embargo Beatriz tiene ya varias maletas hechas que no son tan fáciles de facturar: tres hijos y un marido con negocio propio, así que ¿qué hacer?

Sonsoles se sirve de Beatriz para, no solo explorar las salidas que tiene el personaje, sino valerse de todas las mujeres que la rodean ( compañeras de empresa, amigas, amigas de amigas… ) y explicar cómo a cada una de ellas vive y se maneja una vez descubierto el timo de eso que tanto nos venden: super formación no compatible con la vida familiar, mujer independiente pero responsable del cuidado del los niños/casa, ambiciosa pero hasta un techo (nunca marcado por ella).

En mi opinión el libro sacrifica la trama lineal de Beatriz: mujer enfrentada a una decisión crucial, sopesa sus opciones y toma una decisión, por incluir todo aquello que puede englobar la vida de una mujer trabajadora madre (poliédrica) relevante o no para afrontar esa decisión y las historias entrelazadas de otros tipos de mujeres (es muy difícil recoger todos los perfiles) de mujeres a las que en algún momento se eles encendió la bombilla y se vieron atrapadas en el dichoso timo.

Creo que a lo largo de sus 285 páginas es fácil verse reflejada en alguna o varias situaciones y por eso creo que todas deberíais leerlo. Pero también porque encontraréis extractos geniales que deberían quedar grabados a fuego y ponerse en cada despacho del Ministerio de Educación y, ya de paso, en el de Industria.

“Las empresas no asumen que tú asumes una responsabilidad extra cuando decides cuidar y educar a tus hijos: No se valora. Se penaliza”

“A mi me gustaría que vivieran en un mundo mejor y al lo mejor ese mundo mejor lo tenemos que construir nosotras. Lo tenemos que liderar nosotras

“Lo que ocurre es que ha llegado el momento de desmitificar algunas realidades construidas por ellos sobre medias verdades o sobre mentirijillas que se han difundido entre generaciones”

Y no sigo porque el libro da para unas cuantas citas…pero os hacéis una idea.

Ya os adelanté en el pasado café de viernes que ahora mi situación pasa por ser autónoma, es decir tener flexibilidad horaria y carga de “deshoras”, pero también cuento (por suerte) con un buenpadre cuyo trabajo le permite que ambos podamos conciliar bien (hasta que el la caga y se tiene que ir de viaje pero.. eso es otra historia). Pero he vivido el mundo empresarial y sus embites siendo soltera, casada y madre. He sufrido la discriminación por parte de una empresa que abiertamente me transmitió mi alta valía profesional y su incompetencia empresarial al no contratarme: 1) por ser mujer en edad fértil (de aquella tardé 9 años en quedarme embarazada) 2) Tener un marido con posibilidades de traslado (de aquellas mi marido no se ha movido de aquí y si lo ha hecho no ha habido necesidad de acompañarle).

Por eso me sigue fascinando la visión, no sé como decirlo, obsoleta, paternalista, ignorante y cerrada de las empresas. Vamos que nosotras siempre seremos las sacrificadas, las que nos quedamos con los hijos o pedimos reducción de jornada y por supuesto las oportunidades laborales del marido siempre serán secundadas por la pareja (nosotras nunca les plantearemos esa disyuntiva)

No quiero seguir destripando el libro, ni mi vida, lo que si puedo deciros, sin deciros nada, es que el final del libro es de chapó.

Cuando ya estás llegando al momento de … esto tiene que terminar, cuando piensas que tu ante esa presión ya tendrías tomada tu decisión, cuando Sonsoles te tiene arrinconada en una esquina sabiendo que la única decisión posible es con qué cuchillo te vas a cortar las venas, ella va y te remata. Que si, que de primeras se te va a quedar cara de idiota mirando la solución, pero la siguiente reacción es esbozar una sonrisa de oreja a oreja, suspirar y repetirte una frase que ya está impresa en mi pared de trabajo

“¿Qué harías si no tuvieras miedo? Ve y hazlo”

________

Como véis voy un poco justa con el reto y la sesión la tuve que improvisar con mi hija cuyo aguante delante de una cámara es algo así como 9 min de reloj. Quería hacer un guiño con mi hija e intentar responder a eso de ¿qué hace mamá cuando está en casa? Elegimos algunas cosas y 5 minutos bastaron para echar unas risas y escuchar como respuestas a mis peticiones

“Mamá no puedo coger a María (su muñeca), el teléfono y apretar el ordenador… a mi no me sale”

“Si tengo que dar tetita y cocinar alguna no me sale”

Pero sin duda el mejor momento fue cuando me dijo “Voy a dormir a María y llamar a Lara (su amiga) para ir a jugar a su casa” Creo que lleva a una malamadre en la sangre ;-)

Nosotrasquisimostodo        Nosotrasquisimostodo-5       Nosotrasquisimostodo-3 

Nosotrasquisimostodo-4

14 comments

  1. Pingback:Libros. Distintas Historias y un Mismo Deseo de Chocolate. - MamásFullTime

  2. Pingback:Libros. Distintas Historias y un Mismo Deseo de Chocolate. – MamásFullTime

  3. Que buena reseña Eva! coincidí contigo en la charla de Sonsoles y tuve la misma impresión! Tiene muy buena pinta, así que próxima lectura asegurada!
    Lo que más me ha gustado es el ejercicio fotográfico que has hecho con tu hija! Tenemos que hablar de eso!!!
    Un abrazo

    • Lo ves…si el tiempo libre se te va a escapar de las manos. Creo que en tu caso te vas a sentir profundamente reflejada…ahí lo dejo

  4. Pues fíjate que este era un libro de esos que me daba pereza leerme y ahora, con tu reseña, me ha picado el gusanillo.
    Ay, ¿de dónde voy a sacar yo el tiempo?
    Y otra cosa que me ha gustado es el reto de uno al mes. … voy a tener que investigarlo también.

  5. Me ha encantado Eva, que ganas de avanzar con el libro y poder comentar tranquilamente! Efectivamente, el timo es muy grande, pero en nosotras está poner nuestro granito de arena para cambiar la situación o al menos nuestra vida, conciliar y ser coherentes con lo que hemos elegido, que en nuestro caso es trabajar y ser madres. Esto no va de lanzar balones fuera, va de elegir y disfrutar de lo que la vida nos da que es MUCHO!!!! Ganas infinitas de vernos hoy! Besos!!!

    • Esa es la clave Beatriz!! Qué no nos quedemos expectantes y luchemos, como antes lo hicieron otras por salir de casa, para que todas las opciones que existan puedan ser viables.
      Muchísimas ganas de charlar en 1.0

  6. ¡¡Qué buena reseña!!
    Y el libro también obviamente, tiene una pinta bárbara aunque no sé por qué me da que el nivel de cabreo que te pillas con la lectura es directamente proporcional a lo mucho que te veas reflejada en sus páginas… ¿me equivoco mucho?
    Me gusta eso de que queremos para ellos un mundo mejor y quizás seamos nosotras las que tengamos que dar una patada en el suelo para conseguirlo… sí, he añadido de mi propia cosecha, es verdad… jejejeje
    ¡¡Geniales las fotos y lo que significan!!
    Gracias Eva por compartir el libro de Sonsoles y por el esfuerzo…
    Bss guapa!!

    • Gracias a ti Pilar por saber unirnos y en mi caso reencontrarme con mi antiguo amor por la literatura.
      Las que estamos ya algo concienciadas llegamos con el cabreo de serie, creo que en estos casos lo que te produce el libro (al menos a mi) es una chispa de esperanza y energía para darnos cuenta que hay planes C por los que hay que luchar.
      Un abrazo “jefa”

  7. Esto… ¿Usted es de dejar libros? Yo soy de las que además los devuelven …

    Vamos que a un paso de mandar la jefatura a donde amargan los pepinos me viene de lujo el temita. Jaja

    • Por supuesto! Las cosas buenas hay que compartirlas. Convencida de que el final te dará una nueva perspectiva a los retos actuales.
      Gracias por pasarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *