fbpx

Mas solas que nunca: La pobreza infantil en familias monoparentales

posted in Mis experiencias

Mas solas que nunca: La pobreza infantil en familias monoparentales

Hace unas semanas Save the Children presentaba el informe “Más solas que nunca. La pobreza infantil en familias monoparentales”

Leer algunos de los datos fue escalofriante, tener a las personas responsables (Violeta, Thomas y Carmen) y que nos acercaran muchas de esas historias que se encuentran detrás de los datos me abrió los ojos sobre los efectos que esta crisis puede tener sobre la infancia, incapaz de defenderse de algo así

 

Me di cuenta que si algunas de mis amigas y conocidas superaban esta situación no es porque fueran más fuertes o se organizaran mejor que las mujeres que reflejan este informe, sino porque tienen trabajos con sueldos adecuados que mantienen a costa de que la conciliación se la haga su red familiar o de amigos. Que llegan a fin de mes porque miran cada uno de los gastos que hacen y porque sus hijos están (consciente o inconscientemente) muy concienciados de la situación que se vive en casa.

 

Pero ahora vosotros, que os encontráis delante del ordenador leyendo esto, podéis pararos a pensar en cosas muy sencillas del día a día.

EMPLEO

Tu eres la única que puede llevar y recoger a tus hijos del colegio y cuidarles así que al solicitar un trabajo ha de ser uno en el que el horario laboral se adapte perfectamente a ese horario escolar.

Creo que es más que evidente el problema que tenemos en este país con la conciliación laboral por lo que no es de extrañar que, por lo general, las mujeres que recoge este estudio tengan una situación laboral más precaria e inestable que en el conjunto de hogares.

 

 

Solo un 48,6% tiene trabajo frente al 69,6% del total de los hogares con hijos, en los que al menos uno de los progenitores tiene trabajo

 

VIVIENDA

Con ese sueldo precario tienes que conseguir pagar un alquiler (o hipoteca) y los gastos que comporta dicha vivienda.

 

 

 

 

Monomarentales_iconos_FB_termometro

4 de cada 10 hogares monomarentales no disponen de dinero suficiente para los gastos de la casa

Al menos 3 de cada 4 han tenido que reducir gastos fijos

El 37,8% no puede mantener el hogar a temperatura adecuada

Un 5,1% de las madres solas han tenido que volver a casa de sus padres a vivir.

 

SALUD

Si todo lo anterior no está bien, las madres viven en un constante estado de ansiedad que afecta directamente a su salud, pero también los hijos lo sufren directamente al tocar el tema de las comidas, medicinas o cosas como gafas, tratamientos paliativos o incluso el transporte al propio médico/hospital.

 

 

 

1 de cada 4 hogares monomarentales manifiesta que ha dejado de comprar medicinas, seguir un tratamiento o una dieta relacionada con la salud por problemas económicos.

 

REDES DE APOYO

“Hoy cariño la vas a buscar tu”, “Mañana la podemos dejar con mi madre y así podemos hacer esas gestiones o irnos a cenar o ….”, “¿X te importa cuidarme a la niña? Solo será una hora, para que pueda ir al médico”

 

Pepa Horno decía “La maternidad es una cuestión de amor y logística” Así dicho simplifica mucho, pero cuando se dan las situaciones de las que estamos hablando la logística juega un papel fundamental en la vida de esas mujeres.

Tener una Red de apoyo o la ausencia de la misma es la clave para estas mujeres para poder afrontar gastos imprevistos, contar con ayuda ante problemas de salud o poder conciliar vida familiar y personal.

Monomarentales_iconos_FB_familia

 

Es evidente que los niños y niñas que viven en los hogares monoparentales viven una situación de vulnerabilidad ante la pobreza y la exclusión social, pero sobre todo adolecen de una falta de visibilización por parte de las instituciones que ni siquiera tiene un sistema de certificación específico.

Por eso es hora de actuar y os invito firmando la petición redactada por Save The Children

Visitando la página donde podréis acceder al informe completo

Y compartiendo en redes bajo el hastag #InvertirEnInfancia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *